Artículos

 
Ocultar Panel Lateral [>]
FEB
19
2013
Perspectivas Bíblicas de la Familia

Analizaremos algunos principios bíblicos, tomando encuentra los vínculos fundamentan a cualquier familia.  Con la finalidad de comprender mejor la perspectiva biblia en relación al plan de Dios para la  familia; institución creada por él para sus propósitos eternos. La Biblia enseña que cada miembro de la familia tiene una función que cumplir,  reglas que pautan sus relaciones y los recursos para cumplirlas.

I. El plan de Dios para la familia en lo que respecta el vínculo conyugal es mantener una relación de pareja sustentada en la proyección de su imagen

1.1 Beneficios 

  • Bendición
  • Crecimiento personal
  • Crecimiento numérico                               
  • Desempeño adecuado de nuestro rol

"Gen 1:28  Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra"

 

1.2 Características

  • Exclusiva (verso 24)
  • Cercana (verso 25)                 
  • Agradable (verso 25)
  • Permanente (mateo 19:6).

"Gen 2:24  Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.(E)"

"Gen 2:25  Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban."

 

II. La estructura  jerárquica  de la familia desde la perspectiva bíblica 

El ordenamiento y la estructuración de la pareja obedecen a las exigencias de su funcionamiento, de su crecimiento y de sus objetivos. La estructura que Pablo desarrolla en Efesios 5:21-33 no está determinada por las diferencias hombre-mujer, sino por la disposición u orden de Dios y de acuerdo al propósito para el desarrollo de la relación. Este modelo  corrige tanto el abuso como la ausencia de autoridad. Los estudios sobre familia muestran que uno de los grandes problemas en el matrimonio no es el exceso sino la falta de liderazgo

1.1 La relación cabeza-cuerpo o autoridad-sometimiento coloca a ambos, hombre y mujer en una relación de interdependencia. De manera que el liderazgo familiar adopta la forma de co-liderazgo y no de dictadura. Por ej. Al tomar una decisión ¿cómo puede decidir la cabeza sin contar con la colaboración del cuerpo?
1.2 Liderazgo del hombre está motivado por el amor, se da a través del servicio, de su entrega y  por interés  en el crecimiento y santificación de su esposa.
1.3 La mujer estimula el liderazgo del hombre a través del respeto y de la sujeción que buscan la realización de ambos y el aprovechamiento de la disposición y generosidad en la entrega del hombre, como la iglesia aprovecha la disposición y entrega de Jesucristo para su bien.
 1.4 Los hijos se someten a la autoridad de los padres en igual proporción.

 

III. El plan de Dios para la familia en lo referente al vinculo parental es proveer, por un lado, el  bienestar y largura de días a nuestros hijos a través de la acción  justa de obedecer y honrar a sus padres, y por el otro, que los padres críen a sus hijos en disciplina y amonestación del Señor, evitando a toda costa provocarlos a ira (Efesios 6: 1-4; Col. 3:21)

1.1   El enfoque central de la crianza es el evangelio (Salmos 127:3).
1.2   El método es de su corazón al corazón de su hijo/a (Deuteronomio 6:6-9);
1.3   Enséñele que Dios obra de adentro a hacia afuera (Lucas 6:45).

 

Sin dudas  algunas, al seguir  el plan del diseñador,  nuestras familias serán  MAS FUNCIONALES.





Comentarios (1) | Agregar Comentario

Enviado por:   Psi. José Nicolás Ceballo, en Febrero 19, 2013 (6:33 PM (GMT -4)).

Compartir:





FEB
15
2013
La Urgencia de una Crianza Sana

Para nadie es un secreto el deterioro progresivo que experimenta la sociedad dominicana. Las estadísticas y los titulares de prensa reflejan cómo se ha incrementado la violencia intrafamiliar, los femenicidios, los embarazos en adolescentes, el consumo de alcohol y drogas, la deserción escolar, los atracos, robos, el narcotráfico,  así como la corrupción administrativa en todos los niveles.

Pareciera que nos estamos quedando sin esperanza y necesitamos con urgencia rescatar este pilar fundamental de la sociedad llamado “Familia” para construir una generación de dominicanos diferentes que empiece a vivir apegada a los principios éticos y morales trascendentales. El siquiatra Enrique Rojas en su libro El hombre Light asegura que: “No hay un verdadero progreso humano si este no se desarrolla con un fondo moral”. Definitivamente, el hombre necesita encontrarse a sí mismo y la moral cristiana es la mejor vía para encauzar al ser humano a su realización plena. La familia es el escenario ideal donde sus miembros  deben aprender y cultivar una personalidad que garantice un desempeño digno y responsable.

Hoy más que nunca se necesitan padres y madres comprometidos con su rol protagónico de formar ciudadanos sanos, autocríticos y responsables, dispuestos a construir una generación digna, conscientes de que esta tarea lleva tiempo, esfuerzo, tolerancia, sacrificio y planificación. La gratificación de ver a su hijo crecer hacia la madurez y la independencia, convertirse en un ciudadano íntegro, correcto en su proceder y sin doble moral es el gran sueño familiar.

Este desafío requiere de nosotros, padres y madres, una revisión de nuestra conducta pública y privada. Debemos ser lo suficientemente maduros para reconocer nuestras fallas, ser capaces de pedir perdón y de perdonar y  comportarnos con integridad a fin ser modelos efectivos,  creíbles e imitables para nuestros hijos. Solo así tendremos la autoridad moral para guiar a nuestros hijos por el camino del bien y la estabilidad.

La profesión más importante que desempeñamos es la de ser padres. Así como nos empleamos a fondo para desempeñar exitosamente cualquier profesión, aun más debemos hacerlo al dedicar los recursos y el tiempo necesarios para la formación de nuestros hijos, si queremos criar ciudadanos sanos y útiles a la sociedad.

Nuestros hijos pasan por diferentes etapas en su desarrollo biosicosocial y espiritual. En cada fase surgen necesidades típicas de ese eslabón que requieren de nosotros el manejo de nuevas y mejores habilidades y estrategias.

Nuestra sociedad reclama con urgencia una crianza sana sustentada en valores morales y espirituales. Una guía sencilla debería incluir los siguientes ítems para  afianzar y mejorar el desempeño de los padres y madres:

-      Pedir perdón y restaurar sus errores de crianza.

-      Predicar con el ejemplo.

-      Indicar a sus hijos lo que deben hacer en lugar de lo que no deben.

-      Ser claros y específicos en el establecimiento de límites y reglas.

-      Elogiar los esfuerzos y crear actividades positivas conforme a los intereses y etapas del desarrollo de sus hijos.

-      Disciplinar con amor.

-      Evitar las amenazas.

-      Comunicarse siempre con respeto y sinceridad.

-      Expresarles cada día con palabras, gestos y hechos su amor y aprobación.

-      Orar y bendecir a sus hijos cada día y en todo momento.

-      Ejercer autoridad con firmeza, pero con amor.

-      Estar presente física, emocional y espiritualmente en todos los escenarios de la vida de nuestros hijos.

El papel de padre y madre es indelegable, impostergable e innegociable. Declaremos integridad, paz y prosperidad sobre nuestra familia y rescatemos la sociedad del deterioro moral que sufre aportándoles ciudadanos sanos, responsables y ejemplares.




Comentarios (1) | Agregar Comentario

Enviado por:   Psi.: José Nicolás Ceballo, en Febrero 15, 2013 (10:23 PM (GMT -4)).

Compartir:






Página 1 de 1
Ir a la página

Bookmark and Share
Mapa del Sitio   Ir Arriba ▲
CAFASI, Carretera Don Pedro, después del puentecito, la entrada antes de la planta Solgas, Res Jaidy, C/3 #7.
Teléfono: 809-583-0952
Email: ceballo@cafasi.com